Equipo de protección al montar bicicletas de montaña

En cualquier deporte es importante el equipo de protección. En caso de ir a montar bicicletas de montaña en espacios abiertos, o ciclismo de ruta, hay elementos fundamentales como coderas, rodilleras y cascos que nunca están de más, y que son fundamentales a la hora de practicar.

Lo primordial es el casco, ya que debes proteger tu cabeza ante cualquier caída, un casco moto es ideal para montar bicicleta en espacios abiertos, ya que te protege completamente, puesto que, además de tu cabeza, puedes proteger tu rostro de posibles rasguños y golpes. No esperamos que caigas al montar bicicleta, pero la protección nunca sobra.

En segundo lugar, están las rodilleras. Generalmente cuando tienes accidentes en una bicicleta, las rodillas sufren el primer golpe y las heridas más graves. Es por ello que es fundamental protegerlas o con rodilleras, o con el uso de una vestimenta adecuada que las cubra en todo momento.

En tercer lugar, están las llamadas coderas, este accesorio no es muy común puesto que tiende a ser incómodo, pero si te estas iniciando como ciclista de montaña o de ruta, es necesario que las lleves hasta que tomes el ritmo y evites posibles raspones.

¿Hablamos de ropa?

La ropa debe ser cómoda, pero al mismo tiempo adecuada; toma en cuenta que hay ropa exclusiva para prácticar estos deportes y que tenerla es importante. Más allá de verte bien, la ropa deportiva se adapta a las necesidades de su usuario en cada deporte, así le permitirá estirarse y hacer cualquier tipo de movimiento sin accidentes, como costuras rotas, y sin molestias, como ropa muy apretada.

En este orden de ideas, lo más recomendado son los llamados maillot, que aportan confort y te ayudarán a transpirar y liberar toxinas, sin que el sudor se quede pegado a tu cuerpo, por lo cual, en ningún momento te sentirás húmedo o incómodo.

¿Y accesorios?

Nunca están de más… es recomendable que lleves lentes para proteger tus ojos del viento, mosquitos y el polvo que puedas levantar en tu camino, debido a la velocidad con la que manejas.

Mantente hidratado

El agua es vida. Debes estar cansado de escuchar y leer esta frase, sin embargo, en un trayecto largo pedaleando, el agua siempre hace falta para mantenerte hidratado y dispersar el calor que produce tu cuerpo por el ejercicio. Debes portar tu agua en un envase que no se bote y la mantenga fría el mayor tiempo posible.

Ya sea que practiques este deporte por diversión o de forma profesional, para participar en competiciones, o en eventos grupales, debes tomar en cuenta todo lo que necesitas para garantizar tu bienestar, seguridad y comodidad a lo largo de tu ruta.